si vas de tapas por Madrid, el jamón es un bocado perfecto
Dom 11/12/2016, 1:34 pm

¿DE TAPAS POR MADRID? LAMUCCA MARCA TU RUTA

Si te apetece salir de tapas por Madrid, te ayudamos a planear la mejor ruta ¿Nos sigues? 

Para empezar este castizo recorrido, qué mejor punto de partida que Malasaña. Situado entre  Gran Vía, an Bernardo,  Fuencarral y Carranza, el Barrio de Malasaña se ha proclamado territorio hipster de la capital. Rollo moderno, barbas y bicicletas en un ambiente vanguardista repleto de tiendas, cafés, hotelitos, bares de viejo y los locales más chic para ir de tapas por Madrid. Cuna de la Movida de los ochenta, este es el barrio perfecto para tomarse unas cañas en el mismo bar que los protagonistas de aquel movimientoo rompedor que le dijo al mundo “Madrid me mata”. 

Subiendo por la calle de la Ballesta, en el número 32, hacemos la primera parada en La Pescadería. Este local, llamado así por el negocio que albergó durante años antes de convertirse en un restaurante, está especializado en comida española tradicional con toques muy personalizados. Pásate a la hora del vermut y regálate unos boquerones en vinagre con patatas fritas, o una ensaladilla “rosa”. Si tu tapeo es nocturno, haz una segunda parada en la puerta de al lado, el Club Fishermans, un local con aire de speack easy decorado con gran originalidad, especializado en ostras que, como tapa, maridan con originales cócteles: pruébalas con un cóctel de whiskys ahumados Osaka Mary, un maridaje que te transporta a la Escocia más marinera y auténtica desde el corazón de Madrid.

Cruzando la Gran Vía y bajando por la calle Huertas, nos acercamos al Barrio de las Letras donde vivieron las figuras más destacadas del Siglo de Oro, como Quevedo, Cervantes o Góngora. Librerías, conventos, teatros, museos… el Barrio de las Letras, que forma parte del llamado Madrid de los Austrias, invita a la tertulia y al tapeo y, para ello, uno de los locales más emblemáticos: Lamucca de Prado, entre la calle León y la Calle Prado. Este local, que antes albergaba el mítico Café del Prado, propone una carta variada repleta de opciones: unas croquetas de mamá o un buen plato de jamón de jabugo siempre predispone a la charla literaria y a continuar el paseo hacia Chamberí, otra parada inexcusable en la capital. Chamberí, junto al Barrio de Salamanca, son los principales núcleos de la vida económica de la capital. Ambos barrios albergan los principales edificios oficiales, sedes de grandes empresas, bancos y multinacionales, embajadas, las tiendas más chic de la capital y los locales donde dejarse ver y disfrutar de un ambiente chic. Para tapear, dos propuestas: Lamucca de Serrano y Lamucca de Almagro, donde, además de una buena selección de vinos, puedes disfrutar de unos mejillones al vapor o unos pimientos del Padrón que te ponen las pilas para continuar tu ruta turística por Madrid.